Mi nombre Leopoldo, bajo de estatura 170 cm., peso aproximadamente 60 kg. color de piel blanca y pelo castaño ojos oscuros, glúteos considerados pero bien redondos y firmes ya que practico soccer, algo que me agrada son mis vellos de las piernas axilas y genitales. Vivo con mis padres y soy hijo único.

Mis padres trabajan en el área de la salud y por esto trabajan en una clínica de turno nocturno, ese sábado decidí ir a visitar a mi tía Aurora y quedarme a dormir en su casa (ella tiene un esposo Mateo y dos niños pequeños) por que quería platicarle sobre problemas que tenia con mis padres, el plan era ir a casa de ella, platicar un rato y decirle a mis papás que pasaran por mi en la mañana. Al llegar a la casa me percate que había música y estacionados afuera de la casa varios carros estacionado, lo único que se me vino a la mente es que habían hecho una fiesta y no nos avían invitado, me acerque y toque el timbre y al abrirse la puerta lo primero que veo es a mi tío Mateo que traía en la mano una cerveza, el es de estatura alta como de 185 cm. de piel muy clara, cabello rojizo y su tan peculiar forma de vestir como de vaquero con su tan inigualable paquete que le resalta desde sus pantalones, mi tío, asombrado me invito a pasar y en lo que entraba me di cuenta que estaba un poco pasado de copas. Una vez adentro de la casa vi a unos hombres tomando cerveza y me invitaron una, yo para no quedar al con el tío les dije que no tomaba. Mi tío se sentó en la sala y me dijo que mi tía no estaba que se había ido de vacaciones con los niños, me sentí incomodo por sus amigos y me fui a la planta alta para ver la televisión.

Pasó como una hora y mi tío Mateo ahora subía por las escaleras (sus amigo ya se habían ido), empezaba a oscurecer y le pregunte que si no había problema si me quedaba a dormir pues pensaba que ahí estaría mi tía Aurora, el solo me dice no te preocupes te puedes quedar solo que la habitación de los niños esta desordenada por que le estoy mejorando la pintura seguido de eso me dice compartiremos recamara si no te molesta, me iré a duchar después a dormir que ando mareado, yo solo dije esta bien no hay problema.

Seguí viendo televisión cuando veo salir a Mateo mi tío solamente cubierto por una toalla blanca, su cuerpo simplemente perfecto me hizo detener y contemplar fijamente, fueron solo unos segundos pero los necesarios para apreciar sus pectorales definidos con ese tipo de vello claro que perfecto para esa zona y una protuberancia resaltada por debajo de esa toalla, el solo pensar que ese pedazo de tela liza de color blanco tan común era lo único que se interponía entre sus genitales de hombre y mi mirada me daba mucho morbo. Antes de meterse a la habitación me dio indicaciones sobre ropa cómoda para dormir y que cuando entrara al cuarto no prendiera la luz por que no quería despertarse, esto me decía mientras se tanbaleaba aun por los efectos del alcohol.

Me canse de ver televisión y me dispuse a cambiarme, mientras lo hacia no dejaba la imagen del tío cuando salio de la ducha, el simple hecho de recordar me excitaba demasiado, al grado que mi miembro comenzó a tomar consistencia firme, al ir al cuarto, antes de entrar toque la puerta como pidiendo permiso de entrar pero no contestaba, al ver que no había respuesta abri la puerta y lo primero que senti fue un ambiente frio (el habia prentido el aire acondicionado, ya que como la temperatura ambiente era de 30′C) al entrar apenas podia ver donde caminaba gracias a la luz que entraba por la ventana, podía ver por un lado de la cama la silueta del tio Mateo y me dirigí al lado opuesto para acostarme, al hacerlo me percate de que el dormía profundamente por que no habia reaccionado al movimiento por acostarme, puse mi celular en el buró con la alarma programada y caí por el cansancio.

Repentinamente en medio de la noche desperte temblando de frio y en posición fetal, revise la hora del celular y solo habían pasado dos horas aproximadamente, mire a mi alrededor en busca de una colcha y solo estaba la que el tio estaba usando, al no haber mas use la misma colcha que el usaba. Poco a poco fui recuperando el calor corporal pero ahora con un nuevo problema, no podia dormir. Nuevamente comencé a reproducir la imagen del tio en toalla, a causa de esto me exite tanto que me comenzó a dar calor, al tenerlo tan cerca quise tocarlo pero antes debería asegurarme que dormia como roca, me movi bruscamente en la cama y no hizo ninguna señal, ahora si manos a la obra.

Tío y sobrino en una sola cama, que mas podía querer, sigilosamente fui buscando entre las sabanas un poco de su piel guiado solo por el calor que emanaba su cuerpo tan añorado por mi. Lo primero que mis manos lograron tocar fue su espalda, esa espalda cálida, mientras hacia esto, mi ritmo cardíaco se aceleraba cada vez mas. Ahora acariciaba mas y mas parte de su espalda, no quería apresurarme y cometer un error que podria constarme toda una vida de malas miradas y rechazo familiar.

Cada segundo, cada minuto quería abarcar un poco mas, conocer cada rincon de su cuerpo de hombre, asi que me decidí por tomar el abdomen y al lograrlo podia experientar la sensacion de tener a un Heterosexual a mi disposicion, su abdomen era duro y definido por sus ejercicios pero suave a la vez por ese vello que lo cubria un vello a simple tacto uniforme y sedoso casi podía imaginar el color de esos vellos y olor, jugueteaba por unos instantes haciento circulos, justo en ese momento Mateo mi tío se movió repentinamente y un poco agitado seguido de unas palabras que no podia entender, y yo estupefacto me congele del miedo y me hice de los dormidos por unos largos minutos sin mover un solo cabello hasta asegurarme que seguía dormido. Instantes despues abri los ojos y por la silueta me percate que el tio había quedado boca arriba, eso me lleno de alegria. Siguiendo con mis bajos instintos estire mi mano hacia sus pectorales, eran grandes parecian fuertes y podia sentir el latido del corazón muy leve, asi lo fui acariciando pasando la yemas de mis dedos por las tetillas rodeandolas suavemente, bajar hasta su abdomen y seguir el perimetro de su ombligo.

Creo que tenia que dar el siguiente paso y el mas importante, baje mis manos siguiendo el camino de vello hasta topar con el elastico de sus pijamas, con mucho cuidado fui levantando para dar paso a mis dedos, al hacer eso lo primero que senti fue el cambio de temperatura, ahora parecía mas alta, también sentí una capa de vello, eso me exito mas, poco a poco me fui acercando al glande, al tocarlo era suave y a pesar que no estaba exitado se sentia grueso y como de 9 a 10 cm. de largo, lo tocaba para reproducir una imagen de el en mi mente, al llegar a la cabeza del pene me di cuenta que no estaba sircunsidado, asi que con mucho cuidado le comencé a jalar el prepucio lentamente, y de pronto hizo un movimiento, yo me quede estático sentí que mi corazón se paralizo en ese momento, en mi mano aun tenia ese pedazo de carne tibio y creciente, si mi tio despertaba en ese momento seria mi fin.

Por suerte el seguía dormido, jale de nuevo el prepucio para descubrir la cabeza del pene inmediatamente sentí una viscosidad y de inmediato supe que era el preseminal, eso me puso bien erecto. Poco a poco fui masajeando con mucha cautela ese trozo de pene y al paso de los minutos se sentia una masa dura y potente ahora de unos 19 cm. de largo y un grueso considerable, lista para hacer su función mas placentera. Ya habia llegado hasta ahi, seria un completo estupido si no terminara ese trabajo.

Lentamente me meti entre las cobijas en busca de ese premio que tanto buscaba, por fin estabamos frente a frente ese trozo y yo, empece a oler, ese olor que persiste aun despues del baño ese olor a testosterona de macho listo para el coito, el siguiente paso era probar si el sabor era igual de delicioso que el aroma. Fue mas que eso, ese momento en que los fluidos masculinos chocan con la lengua y sus glándulas, era como el alimento perfecto, no pude evitar seguir deleitando este paladar y lo unico que hacia era introducirme esa verga familiar ahora completamente como una roca hasta los limites mas lejanos, esos limites que terminaban con el inicio de la garganta, ese acto se repitió una y otra vez hasta que la quijada se me entumeciera. De pronto se me ocurrió la mas descabellada de las ideas, quería sentir ese miembro viril dentro de mi, quería llenarme de ese liquido viril por dentro y por fuera, así que lentamente me levante y posicione sobre el, sin antes lubricar esa parte de mi que pronto sabría lo que era un hombre y lo que seria capaz de hacer ese mástil humano.

Tal pareciera que mi orificio pidiera a gritos una penetración, sentía grandes palpitaciones consecutivas, así fui bajando hasta sentir la punta de esa barra de carne a punto de hervir, al sentirla, mi ano se contrajo inesperadamente.

Ese tronco humano se esforzaba a entrar dentro de mi, bajo presion ejercida, y poco a poco esa compuerta se empezó a abrir, y sentía como si el tejido de esa parte de mi cuerpo de rompiera salvajemente pero aun asi con todo y dolor no podía retroceder asi que tome la desicion de seguir hasta el fin, asi que segui bajando pausadamente y el dolor se recorría desde mi esfinter hascia mis nalgas y podria jurar que pareciera como si me partia en dos. El tío hacia sonidos varoniles de queja, de placer, de gozo de pecado con esa voz ronca de macho, el miedo a que me descubriera ya no me importaba así que decidi acabar con esto, apenas llevaba solo unos centímetros dentro de mi y pensé ”NECESITO ACELERAR” e inocentemente me deje caer unos centímetros mas de un solo tajo sin imaginar lo que estaba por venir, al hacer eso mi tío expreso un quejido que mas que de dolor es placer puro y sincero, mientras yo agonizaba por el dolor causado propiamente, pensé ”AHORA SOY PARTE DE EL” ese trozo de carne clavado en mi, me desgarraba con cada milímetro que se abría paso en mi, pero el placer se acrecentaba cada vez mas mi mente y este cuerpo maltratado.

Después de unos instantes ya que bajo el dolor comense a moverme hacia arriba y hacia abajo constantemente pero ahora con mucho mas placer que antes, mis piernas las sentia entumidas pero valia la pena, ese hombre valia eso y mas. Este sube y baja fue constante, doloroso y placentero cada vez pareciera que esta apunto de llegar a esa cima de placer absoluto, el tío con sus espontáneos y masculinos sonidos me daban señal de que el final estaba cerca, pero cuando lo sabría?.

Ese instante seria impredecible pero inconfundible, eso lo supe cuando los sonidos fueron mas persistente y el sube y baja era mas brusco, profundo y dañino hasta que sentí ese tronco explotando fluidos viriles a una potencia incontrolable e inundando esa cavidad anal tan sodomizada, tan cansada, tan ultrajada pero gustosa de haber recibido lo impensable, ”A PARTIR DE ESE MOMENTO SOY DE SU PROPIEDAD” , en ese momento supe que todo había terminado, no me moví por unos segundos y luego me levante lentamente y sentí como ese arsenal de tortura salia de mi. Exhausto me dispuse a limpiar esa escena que nadie debe saber, no sabia con que limpiar ese pene de mi tío y lo hice con el short que me presto (en pocas horas me iría a casa, lavaría el short y no dejaría ninguna pista de lo sucedido), mientras limpiaba a Mateo el esfinter anal me ardía como nunca sentía que me quemaba lento y constantemente, me sentía extraño, dentro de mi ahora estaba lleno de todo ese materia genético viscoso que hasta unos momentos estaban dentro de el y ahora me inundaban momentáneamente. Terminando la limpieza exhaustiva me puse de nuevo mis ropas con la que llegue a esa casa para que en cuanto llegaran mis papas me fuera de esa casa que había sido testigo de la fusion de dolor y pasión.

Al llegar a mi casa me dirigí al baño y me comense a desvestir cuando recorde que olvide el short con el que limpie el pene del tío, si el tio no se habia dado cuenta eso me descubriria, no es normal encontar un short que le prestaste a alguien con semen, o si?.

Hablando con mi mama tiempo después salio el comentario de que mi tío tenia problemas en su trabajo y que tenia tiempo que tomaba medicamento para dormir a causa del estrés, al oír esto me quede pensando, tal vez esa noche aparte de estar borracho estaba sedado, seguro que no se dio cuenta de nada, por fin todo estaba aclarado y como el tio nunca se supo nada pues, era un secreto que solo yo sabia.

Llego la navidad y fuimos a casa de mis tios, al principio tenia nervios por lo ocurrido ahí pero nadi lo sabia asi que me despreocupe, todo marchaba de lo mejor la cena era una delicia, era un momento familiar en verdad, en mi tio iba a sacar los regalos que tenia escondidos en el cuarto de herramientas, me pregunto que si lo acompañaba y le ayudaba yo por supuesto le dije que si, camino hacia ese cuarto el solo hablaba sobre la familia y la navidad y esas cosas, estando ahi me dice que le ayude con los regalos de los niños y en eso se me acerca y da una bolsa de regalo , en eso me dice que lo habrá y lo que veo es el short que me presto aquella noche y me dice en voz de broma ”NO SE A QUE HORA TE DORMISTE ESA NOCHE, PERO SE VE QUE LA PASASTE BIEN”.

Por ahora no sabre si esa noche estaba sedado por el medicamento o estaba despierto, espero las próximas vacaciones mi tia se ira de nuevo y YO podre sacarme de la duda para siempre…

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (7 votos, media: 2,86 de 5)
Cargando…
23.679 vistas