Hola queridos lectores siempre visito esta página y me excita mucho leer los relatos que envían, los leo de todo tipo y hoy me anime a enviar una experiencia que me aun hoy me pone a mil solo de recordarlo.
Ocurrió hace más o menos 6 meses, empezare por decir que tengo 32 años y nunca había tenido relaciones con personas de mi mismo sexo sin embargo siempre hubo en mi la curiosidad de hacerlo y me producía un morbo increíble saber que un hombre se sometiera a mí y me permitiera sodomizarlo incluso me masturbaba pensando en la idea, debo decir que mis fantasías eran con chicos pasivos más jóvenes que yo entre 18 y 20 años. Un día navegando en las redes sociales encontré un perfil de un chico de 18 años delgado y con una pinta bastante llamativa, si bien no especificaba por ninguna parte que era Gay sus fotos y gestos me decían que si lo era así que me decidí y lo agregue como contacto, algunos días después coincidimos en la red y empecé a chatear con él y confirme mis sospechas así que empecé a hablarle de sexo, le preguntaba por sus preferencias cual era su pose favorita, si le gustaba chupar el pene y así las cosas comenzaron a calentarse un día me dijo que quería verme en la Cam que él estaría en un cyber con cabinas privadas y que yo también podría verlo a él. Así que esa noche conectados chateando pusimos la web Cam y pues me dijo que yo le había gustado y me preguntaba que si él me gustaba a mi yo por seguir el juego le dije que sí pero mi verdadero interés estaba en ver su trasero y le pedí que lo mostrara a lo que accedió si yo primero mostraba mi verga y así lo hice acto seguido vi el culo mas delicioso que hay conocido liso sin estrías, no nacía ni un bello en esas nalguitas de ángel, paradito no era muy grande pero si respingón paradito redondo en definición un culo delicioso mi verga reacciono de inmediato y supe que tenía que hacer ese culo mío lo deseaba aun lo deseo.

Así pues le pedí su número de teléfono y un día que me encontraba solo y desocupado en casa lo llame y lo invite a venir me dijo que el si quería venir pero que no tenía dinero para hacerlo y vive bastante lejos de mi casa, así que yo me comprometí a darle el dinero y que viniera en un taxi que yo me ocuparía de todo, media hora más tarde estaba timbrando a mi móvil que ya estaba en la puerta; solo entrar lo tome de la cintura y pegue mi miembro a su hermoso trasero y lo bese en el cuello, gimió y me dijo subimos? Yo le respondí que fuera subiendo le indique cual era la alcoba y le dije que me esperara desnudo sobre la cama boca abajo, antes de subir lo bese y apreté con ambas manos ese culo que me traía loco me sonrió y subió las escaleras, me serví un trago lo bebí sin pausa pero sin prisa y subí al entrar en mi alcoba la visión fue perfecta mi verga se endureció de inmediato el estaba acostado boca abajo y tenía sus ojos entrecerrados, entre y cerré la puerta me quite la camisa y me fui hacia él como si el mundo se me fuera a acabar me puse detrás de él y empecé a tocar sus nalgas como si aun no fuera real que estaba ahí y que era mío, las separe y metí mi cabeza en sus nalgas y lamí, escupí en ese precioso orto que estaba dispuesto para mí lo ensalivaba metía mis dedos y solo escuchaba sus gemidos sus aprobaciones decía “si papi así que rico se siente” yo preguntaba de quien es este culo de quien eres y el obediente decía “tuyo papi solo tuyo goza mi culo que es solo para ti” me levante de la cama me termine de desvestir y acerque mi miembro a su boca la cual abrió sin resistencia y me dio la mamada mas deliciosa del mundo lo metía todo en su boca, lamia mis bolas y me iba masturbando con sus manos hasta que ya no aguante mas y le dije que se pusiera en el borde de la cama con una pierna arriba de la cama y la otra en el suelo, su trasero se veía perfecto y su orto se abría como invitándome a penetrarlo, lamí y escupí de nuevo su orto y lo emepeze penetrando poco a poco el gemía “ay ay siiii cógeme así ay dame soy tuya soy tu perra” y yo como un toro en celo bufaba detrás de él mientras lo hacía mío, aumente mi ritmo y sus preciosas nalgas pegaban contra mi pelvis y de vez en cuando el pasaba su mano por atrás y me sobaba las bolas, así estuvimos un rato hasta que quise verlo totalmente con su culo en pompa así que subimos ambos a la cama se puso de cara en la almohada y levanto su culo apoyado en las rodillas y ahí en ese momento me enloquecí le di un par de buenas nalgadas a lo que él respondió con una sonrisa y sin miramientos se lo deje ir todo hasta las bolas que colgaban detrás de, el mi ritmo era frenético y sus gemidos se convirtieron en gritos de placer pedía mas y mas y quería mi leche en su culo y así sin esperar mucho más me derrame dentro de el a lo que él decía “si papi préñame lléname de leche que soy tu perra que verga más rica me das” cuando había escurrido hasta la última gota de semen en ese culo delicioso lo saque aun erecto y sin decirle una palabra él lo metió en su boca lamiéndolo y limpiándolo, nos acostamos rendidos de la faena que habíamos tenido y yo me quede un rato acariciando y apretando esas nalgas que tanto placer me habían dado luego ya el tuvo que irse con la promesa de volver a vernos.

Espero les haya gustado mi relato espero coments

Enviado por: Active79

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 1,00 de 5)
Cargando…
3.939 vistas